Blog

Tener pezones planos o invertidos ¿Afecta la Lactancia?

La mayoría de los pezones planos o invertidos no son un impedimento en sí mismo para la lactancia, ya que durante el amamantamiento los bebés no debieran agarrarse del pezón, sino más bien de una buena parte de la areola. Además, durante el embarazo el tejido que los conforma gana elasticidad, lo que facilita su protrusión, permitiendo el acople de la boca del niño/a al pecho. Otra buena noticia es que este tipo de pezones, con gran frecuencia llegan a modificar su forma con la propia succión del bebé durante las mamadas, por lo que no debieran haber mayores inconvenientes durante la lactancia.

Para lograr un buen acople es muy importante- junto con NO separar al niño de su madre durante las primeras una a dos horas de haber nacido- que la primera succión que haga el recién nacido sea la del pecho de su madre, evitando el uso de tetinas, chupetes o pezoneras y que además, se le ofrezca el pezón que pareciera tener más problemas, para que esto produzca una impronta en el recién nacido, es decir, que deje una especie de huella en su cerebro, en la que a través de la succión del pezón se genere un vínculo con su madre, identificándolo como fuente de placer, seguridad y confort. Si el bebé se agarra bien la primera vez, lo más probable es que luego ya no tenga problemas.

pezones

¿Qué se puede hacer previo al parto? SÓLO confiar en que tendrás la capacidad para amamantar a tu hijo/a! Los estudios han demostrado que realizar ciertos ejercicios para estimular la salida del pezón, usar pezoneras, amapolas u otros implementos durante el embarazo tiene el mismo efecto que no hacer NADA. Así que disfruta tu embarazo y prepárate para recibir a tu bebé en las mejores condiciones físicas y emocionales posibles.

Para ello, es necesario saber que hay algunos factores durante el parto y posterior al nacimiento, que pueden dificultar las tomas y que es importante tener en cuenta:

  • La administración excesiva de suero por vía endovenosa durante el trabajo de parto, puede llegar a provocar pezones planos o exacerbar su existencia de manera transitoria.
  • Inicio de la lactancia después de las 2 horas de producido el parto. Lo ideal es que el bebé tenga contacto con el pecho materno antes de la primera hora de haber nacido. Este es el momento en que el niño se encuentra activo, con todos los instintos a flor de piel, es capaz de reptar por el vientre materno y mamar por sí solo, incluso de un pezón plano o invertido, generando la impronta con el pecho de su madre. Pasadas las dos horas, el recién nacido entra en un período de letargia y puede dormir durante muchas horas.
  • Los horarios estrictos conviene evitarlos, ya que esto favorece la ingurgitación de las mamas, convirtiéndolas en un impedimento para el buen agarre del bebé.
  • El uso temprano de chupetes o mamaderas confunde al niño y puede terminar prefiriéndolos ya que son más fáciles de chupar.
  • A los comentarios desalentadores por parte de familiares o profesionales que no están actualizados en temas de lactancia, definitivamente ¡haz oídos sordos!

Recomendaciones para lograr una buena toma en estos casos:

  • Busca posiciones que permitan adaptarse a las características anatómicas de tu pecho (el uso de cojines, la posición a caballito, la madre recostada en posición biológica, suelen ayudar a lograr un buen acople).
  • Amamanta a libre demanda, es decir sin limitar la duración ni los horarios de las tomas, estando pendiente a las señales tempranas de hambre de tu bebé.
  • Si existe congestión mamaria, extráete un poco de leche antes de dar de mamar, para favorecer el agarre.
  • La protrusión del pezón puede verse favorecida al frotarlo suavemente o con el contacto de éste con agua fría.
  • El uso de sacaleches antes de las mamadas puede ayudar a la formación del pezón durante los primeros días.
  • Uso de jeringa invertida: generalmente se ocupa una jeringa de 10 o 20 ml (dependiendo del tamaño del pezón), se corta por la parte dojeringa-invertidande se montaría la aguja y el émbolo se coloca por ese lado. La parte por donde originalmente debiese ir el émbolo, se coloca en la areola, se tira del émbolo hasta hacer salir el pezón, sin provocar incomodidad y se mantiene durante 1 minuto. Para retirar la jeringa, se empuja el émbolo hacia la posición original para dejar de hacer presión. Inmediatamente luego de esto, se ofrece el pecho al bebé.
  • En algunos casos puede ser útil el uso de pezoneras de forma temporal, sobre todo en los bebés que se resbalan y no logran sujetarse de la aréola. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la transferencia de leche puede disminuir utilizando este método, por lo que habrá que estar muy atentos al incremento de peso del bebé.
  • Si nada de esto funciona, lo mejor será buscar ayuda con algún/a experto/a.

Existe sólo un tipo de pezón invertido (grado 3) en el que se hace prácticamente imposible la lactancia, en el que existe gran cantidad de fibrosis y puede haber incluso retracción de los ductos lácteos, por lo que si tienes dudas, es aconsejable una evaluación previa al parto con alguien experto para que con el examen físico descarte cualquier complicación y puedas disfrutar de tu lactancia como tú y tus hijos se merecen.

Dra. María Inés Arce Valdés

 

Cómo ayudar a la Lactancia Materna en Situaciones de Catástrofes

 

Celebramos el inicio de una nueva Semana Mundial de la Lactancia Materna año 2016 con este video, en el que sabrás de qué forma es posible ayudar para proteger y fomentar la Lactancia Materna en situaciones de catástrofes y por qué no es recomendable el envío de donaciones de sucedáneos de la leche materna por parte de organizaciones no especializadas.

En estos enlaces podrás obtener mayor información:

Minsal reconsidere Proyecto que entrega leche artificial a menores de 6 meses

Recientemente ha salido a la luz pública que el Ministerio de Salud de Chile se encuentra entregando leches de fórmula de inicio en algunos Centros de Atención Primaria del país para menores de 6 meses, contraviniendo todas las recomendaciones de Organismos internacionales, incluyendo lo refrendado en el Código de comercialización de sucedáneos de la leche materna. Esto se está llevando a cabo desde inicios del año 2015 como parte de un Proyecto de incorporación de Fórmula de Inicio en el Programa Nacional de Alimentación Complementaria (PNAC), por el que se ha invertido hasta el momento, 1 millón de dólares, a saber: 150 millones de pesos chilenos destinados a Estudio de evaluación de impacto nutricional de la utilización de fórmulas sucedáneas de leche materna y 466 millones para la compra de 96.000 tarros de fórmula de inicio a Novofarma Service SA.

El objetivo principal de este proyecto pareciera ser una irrisoria paradoja: “Incorporar una fórmula de inicio al PNAC, para los beneficiarios entre cero y seis meses, protegiendo la lactancia materna”, siendo que es una premisa por todos conocidos que la introducción de leches artificiales a lactantes menores, merma el establecimiento y la producción de leche en el proceso fisiológico de la lactancia natural.

Cm7tMlRWcAALjrKImagen de @ChrisChile

Si nos abocamos a los resultados de la  Primera Encuesta Nacional de Lactancia Materna en la Atención Primaria (ENALMA) en Chile, realizada el año 2013, sus conclusiones finales incluyen (copia textual):  “Resulta importante revisar las recomendaciones que se están realizando en el tema de la lactancia, de relevar los beneficios de la lactancia materna en sucedáneos, de la prohibición de publicidad de las fórmulas infantiles, de la eliminación de las muestras médicas para las fórmulas lácteas antes de los 6 meses del lactante, y promover como una medida de salud pública costo efectiva la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses con todos sus beneficios asociados”

Dentro de esta misma encuesta, se analizan las principales causas de abandono de la lactancia materna antes de los 6 meses, infiriéndose que un gran porcentaje de ellas (47,3%) se deben a una Técnica inadecuada de amamantamiento. Si sumamos el resto de las causas que dejan fuera las referidas por enfermedad de la madre o del niño, tenemos que 86,7% de las madres que amamantan, suspenden la lactancia antes de los 6 meses por motivos que pudieran ser solucionados a través de: Educación a la población sobre la importancia de la Lactancia materna, Capacitación profesional para brindar apoyo oportuno y especializado desde el nacimiento hasta cuando la madre y el niño decidan no seguir lactando, Apoyo de políticas laborales concretas que favorezcan la lactancia materna, Creación de nuevos Bancos de Leche a nivel nacional.

Con todos estos antecedentes y considerando la máxima de toda política de Salud Pública, que debiera apuntar a la resolución de problemas en base a su magnitud, la cuantía de daños que producen, los recursos o capacidad de oferta disponible para ellos, la relación entre el costo de las acciones programadas y el costo final del propio daño, siempre tomando en cuenta los escasos recursos en relación a las necesidades, yo me pregunto cuál fue el estudio o los criterios de Priorización en los que se basó el ente gubernamental como para decidir indicar una intervención pública de esta envergadura que a ojos de cualquier interesado en el tema, parece no tener fundamentos técnicos serios.

Invito al Minsal a reconsiderar esta propuesta y a incorporar más bien políticas que promuevan el buen inicio y extensión de la lactancia materna, a capacitar una buena parte de los profesionales de la salud de APS encargados de la atención del binomio madre-hijo y a entregar soporte y ayuda a las madres que lo requieran, para continuar entregando el único alimento para el cual estamos diseñados biológicamente a recibir los seres humanos en nuestros inicios de la vida.

Dra. María Inés Arce Valdés
Médico cirujano
Magíster en Salud Pública

Colecho Seguro

¿Qué es el Colecho?, ¿Cuáles son las condiciones que no nos permiten realizarlo?, ¿Qué medidas de seguridad debemos considerar?, ¿Cuáles son sus beneficios?, ¿Hasta cuándo dormirá mi hijo conmigo?
Averigua las respuestas a estas preguntas en el siguiente video!

“Yo quiero seguir siendo niña”

MA_1Texto de María Inés Arce Valdés

Recuerdo que de niña tenía constantemente la ilusión de crecer lo más rápido posible, quería llegar a ser pronto una mujer adulta para poder tomar mis propias decisiones y ser libre, mandarme sola y hacer lo que se me diera la gana.

Ayer conversando con mi hija me dijo espontáneamente “mami, yo quiero seguir siendo niña, me gusta serlo” y algo en mí resonó como madre que soy y como hija-niña que fui y me hizo reflexionar que quizás en esto de la crianza de mis hijos Continue reading ““Yo quiero seguir siendo niña””